Publicado el 25-06-2015 por en la categoría Actualidad en Dekora.

La oblea, esa “Hoja delgada hecha con harina, sal y agua, que se utiliza como cubierta o base de algunos dulces”; según la R.A.E., parece que lleva toda la vida con nosotros. En nuestro caso, laminada, o transformada en una flor de oblea, es el elemento imprescindible que viste y hace saborear de forma diferente una parte de la tarta.

La oblea puede tanto acompañar la decoración de las tartas con las flores o mariposas, como…

cobrar todo el protagonismo de una tarta gracias a los discos de licencia. Son muchos los años confiando en ella, aportándoles nuevos colores, nuevas formas, estilos, texturas o tamaños. Todo ello se traduce en novedades que visten de gala tus tartas.

Teniendo en cuenta que las altas temperaturas y una baja humedad relativa son factores clave que pueden resecar la oblea, a continuación os exponemos las condiciones óptimas para su conservación:

Condiciones óptimas de almacenamiento:

a) Mantener el producto a una temperatura entre 20 – 25ºC. La oblea es altamente higroscópica por lo que NUNCA debe guardarse fuera de su embalaje original, evitando de este modo que el producto quede inservible.
b) La oblea debe mantenerse en unas condiciones de humedad entre el 60-75%, en caso de no cumplir estas condiciones la oblea puede resecarse y curvar.
Puedes consultar nuestra gama de oblea haciendo clic en el siguiente enlace oblea Dekora. Esperamos que esta información sea de utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *